Buscar

Be water, my friend...Adáptate a la vida

A Bruce Lee, aparte de por repartir mandobles a diestro y siniestro, se le recuerda por decir esta famosa frase. Y la verdad que esta sencilla frase la podemos tomar como uno de los mejores consejos que nos pueden dar.

Y en estos momentos confusos y de incertidumbre, creo que este mensaje adquiere una enorme utilidad y relevancia. ¿Pero qué significa ser agua?

Esta breve frase hace referencia al principio taoísta del Wu Wei. De forma breve, este concepto se traduce en 'no acción', es decir, que la mejor manera de enfrentar una situación, especialmente si es conflictiva, es no actuar. Pero más que no actuar, se trata de no forzar ninguna solución, sino dejar que las cosas fluyan. Y eso es lo que sencillamente quería decir nuestro buen amigo Bruce: "Si dejamos de ofrecer resistencia, aprenderemos a fluir y disfrutar de cada momento."

Nuestro continuo estrés, nuestro miedo y la angustia que solemos experimentar en nuestra vida, es debido, sobre todo por el miedo al cambio. Y ese miedo a perder nuestra identidad y nuestros hábitos por el paso del tiempo, así como la incertidumbre que produce no tener la certeza de qué pasará en el futuro, nos pueden amargar la vida.

Y este famoso lema lleva implícita la idea de que en la vida, todo cambia, constantemente, y que ese cambio, es bueno y natural.

¿Y cómo nos adaptamos el cambio? Aquí van unos cuantos consejos:

1. El cambio es algo natural.

Aquello que siempre permanece igual solo existe en nuestra imaginación, no es algo real que defina el mundo en el que vivimos.

2.La realidad siempre va por delante de nuestra creencias

No hay una manera objetiva de interpretar lo que nos rodea, ya que el cambio siempre va por delante de nuestras ideas y conclusiones.

3. La destrucción es también creación

Todo fluye, y eso significa que incluso en los hechos más desastrosos hay semillas de oportunidad.

4. Nuestro cambio es el cambio del mundo

No somos seres separados del resto del mundo; y todos los procesos que tienen lugar a nuestro alrededor hacen que evolucionemos en uno u otro sentido.

5. No pienses en esencias

La idea de que todo y todos tienen una esencia es contraproducente, porque solo nos lleva a crear etiquetas y conceptos rígidos que no explican una realidad cambiante inmune a las prisiones intelectuales que suponen estas categorías rígidas.

En la era en la que Internet y la impresión 3D lo está cambiando todo a pocos años de su creación, resulta absurdo pretender que todo siga igual, como si eso fuese lo esperable.

6. Vive en el presente

Querer construir la propia vida a partir de los recuerdos y las ideas fijas sobre la identidad solo genera frustración, porque, como hemos visto, lo natural es la fluidez, el cambio.

7. No te preocupes por las formas de quien eres, ya las modela la naturaleza

Actúa de forma espontánea y sencilla. Las cosas funcionan mejor cuanto intentamos controlar menos nuestro entorno y el modo en el que nos proyectamos en él.

Y recuerda, el agua no tiene forma. Se adapta a la de su recipiente. Lo dicho, "be water, amigo mío".

Fuente: PsicologíaYMente

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now