Buscar

El equilibrista que tuvo miedo a equivocarse

Seguramente, no te suene el nombre de Karl Wallenda. ¿Qué quién es este personaje? Pues un conocido equilibrista que murió en 1978 al caerse de la cuerda floja en una exhibición.

Y pensarás, vale, una lástima, pero ¿qué tiene de peculiar este accidente? Que este equilibrista se cayera del alambre, tiene un mensaje que no deberías de pasar por alto.

Wallenda era un gran equilibrista, muy famoso, que hacía arriesgadas acrobacias en la cuerda floja, y en muchas ocasiones, sin red. Y ese año, en una exhibición en San Juan de Puerto Rico, se cayó..

En los días posteriores a su muerte, su mujer declaró que en los últimos meses, su marido pensaba continuamente en una posible caída, que esa era la más peligrosa de sus hazañas y que además, se dedicaba a revisar personalmente la instalación de los cables por donde cruzaría el día de su fatal desgracia, algo que antes nunca había hecho ni se había preocupado de hacer. Para su esposa, Karl Wallenda había destinado todas sus energías a no caerse del alambre ,mucho más que en caminar sobre la cuerda. Dejó de centrar sus esfuerzos en cruzar la cuerda y se enfocó en no caerse. Y entonces, se cayó…

¿Y qué lección se saca de este lamentable suceso? El ‘efecto Wallenda’ está presente continuamente en nuestra toma de decisiones. Las cosas no las hacemos para que nos salgan bien, ya que hemos adoptado la actitud de hacerlas de forma que no nos salgan mal. Actuamos para no caernos de la cuerda.

Al tomar una decisión o realizar una acción, si centramos nuestra preocupación en los problemas, amenazas, en el posible fracaso, perdemos la concentración y la energía que deberíamos de utilizar para ejecutar el proceso como deseábamos hacerlo.

9 vistas

© 2019. MentoringForMe.    Madrid

  • Icono social Instagram
  • Icono social Pinterest
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social LinkedIn
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now